¿Quién soy?

Buenas a tod@s, para los que habéis aterrizado en mi blog de casualidad, me presento. Mi nombre es Naiara y soy una chica que vive en Vitoria, y que según sale de la oficina se pone las mallas, el bañador y… a entrenar! Dedico la mayor parte de mi tiempo libre al triatlón, es lo que me genera ilusión, motivación, alegrías; también penas, frustraciones y dolores de cabeza jajajaja… pero al final siempre compensa.

El fin de semana más de lo mismo, aunque cambio la llanada alavesa por la costa cantábrica: nos vamos a Isla (Cantabria) o a Hondarribia (Gipuzkoa) – ¿ no os he dicho que soy de Hondarribia? pues sí, así que un par de fines de semana al mes la visita es obligatoria-. Ésto cuando no hay competis fuera, en cuyo caso… cargar todo el viernes en la furgo y en marcha!!

 

¿Quieres saber más? Pues sigue leyendo…

 

¿Cómo he llegado hasta aquí?

 

Pasado deportivo.

En edad escolar me apuntaba a todo los deportes que podía: he practicado baloncesto, dantza, natación, piragüismo, atletismo, hípica… al final había que elegir y me quedé con el atletismo, especialidad: fondo. Así que entre el barro de los croses y los clavos de la pista hasta los 16 años, donde mi mente adolescente prefirió “la fiesta y la vida social” al deporte.

Así que en el dique seco hasta los 22, donde empecé a correr poco a poco otra vez y finalmente me uní a un grupo de atletismo, compitiendo en crosses y carreras populares muy discretamente.

 

Y de repente… el triatlón.

Con 25 años el destino me envió a Toledo (bueno más bien me fui donde encontré curro). Y allí de repente ví que había un equipo de triatlón, sí, aquél deporte que era correr, nadar y bici… el año anterior la chica que se sentó a mi lado (Inma) en el viaje a la liga de clubs de atletismo, me estuvo hablando maravillas de ese deporte… venga, vaaaaa… voy a llamar a ver qué me dicen… y en menos de un mes estaba en la piscina intentando enlazar dos largos seguidos sin ahogarme, y un mes más tarde aprendiendo a ir a rueda en una bici de carretera (prestada por supuesto). La verdad es que teníamos un grupo muy majo de entrenamiento, y un equipo femenino muy competitivo; fueron dos años en los que disfruté mucho (además de conseguir buenos resultados, entre ellos el Cto. España Triatlón en mi GGEE).

                  

 

Vuelta a Hondarribi

Después volví a Hondarribi, y seguí entrenando lo poco que me dejaba mi trabajo, intentando no dejar más de una semana sin tocar uno de los tres deportes, aunque “salseé” con otras cosas, como los 3000 obstáculos para la liga de atletismo con mi equipo de antes… qué atrevida jajajajaja.

               

 

Buscando amigos con quien compartir esta afición (mis amigas de toda la vida no son tan deportistas), entro en el equipo Donostri, donde salen algunos planes de fin de semana divertidos y me centro un poco más en el triatlón. Aunque apenas dispongo de tiempo libre para poder entrenar hago lo que puedo, Pálmaces me costó sólo acabarlo…

                              

 

Y por fin, Vitoria-Gasteiz!

En 2010 me traslado a vivir a Vitoria-Gasteiz por trabajo y mi relación con el deporte cambia completamente. Tengo un trabajo en el que estoy agusto, con un horario que me deja entrenar y vivo con mi pareja que también es triatleta.

En julio de 2011, tras una lesión, empecé a entrenar de forma dirigida y enfocada  a la larga distancia, debutando en el Medio Ironman de Malvasia 2011 (bastante justa todo hay que decirlo).

En 2012 entro en el Triatlón Santander, con el que además de las competiciones individuales he participado en varias colectivas (Liga Clubs, Cto. España Contrarreloj, etc).

He seguido enfocando la planificación a la larga distancia, y además de varios Medios he debutado en distancia Ironman en el Challenge de Calella.

                                        

 

Y para 2013… ya veremos lo que nos depara el destino 🙂