BilbaoTriahtlon 2013… sensaciones de supervivencia

Buenas,

Ya hace casi una semana del BilbaoTriathlon 2013, semana llena de polémica entorno al segmento de natación: que si el agua estaba demasiado fría, demasiada corriente… y según avanzaban los días, a la temperatura del agua se han sumado las críticas en torno a la calidad del agua, debido al elevado número de triatletas que han estado con gastroentenitis. Yo me incluyo en este último grupo, empecé el lunes por la tarde vomitando y aún ayer estaba hecha polvo, así que como para escribir antes la crónica… hoy me encuentro bastante  bien así que aprovecho para contaros cómo fue, más vale tarde que nunca, no?

Bilbao era el primer MD de la temporada, y tenía muchas ganas de correrlo. En mi fuero interno sabía que se me iba a hacer largo, me veía bastante corta de fondo tanto en bici como corriendo y no iba a hacerlo bien del todo, pero aún y todo, sin más motivos, simplemente me apetecía hacer ya un Triatlón de Media Distancia.

El día amanece frío y húmedo, tal y como estaba pronosticado. Para la bici tengo la chaqueta de primavera y chaleco cortavientos, pero estoy acalorada… después de hablar con un compañero de equipo dejo solo el chaleco.

Me pongo el neopreno y para la salida…

Bajo por las escaleras, estoy nerviosa… me meto hasta la rodilla, qué fría! Nos miramos Vero y yo con cara de susto y le digo: “bueno de esto se supone que no nos podemos morir no?” Pienso “Nai, cállate payasa” y voy nadando hasta la salida…  mejor de lo esperado (mucho mejor que en Valencia2012 donde se me aceleró un montón el pulso del frío…).

1- Salida

Salimos las chicas primero, bocinazo y a nadar. Río abajo vamos por el centro, hay un grupo que intento seguir pero no puedo… se me van. Llegamos enseguida a la boya, giro y vuelta; me doy cuenta que en giro tengo a dos chicas a tiro, cambio de ritmo y las cojo; estoy contenta con ser capaz de cambiar de ritmo y esas cosas en el agua -es nuevo para mí-. Hay muuuucha corriente, vamos pegadas a la pared, veo que una de las que sigo pierde pies… así que no sin esfuerzo la adelanto y intento volver a coger los pies de la de adelante, pero imposible… la corriente es impresionante y no puedo centrarme en nadar bien ya que no siento las manos, así que solo me centro en hacer la goma con el gorro rojo de adelante, ya que el resto están lejos.  De hecho miro para atrás y también voy quedándome sola, y me entra una especie de miedo al río… en ese momento pienso en las chicas más lentas: si yo tengo que hacer pequeños sprints para pasar puentes y demás zonas de especial fuerza de la corriente, las chicas que nadan peor se podrán apañar?? Intento relajarme y pensar en el gorro rojo de adelante, me saca unos 10m, pero no quiero perderlo, lento pero vamos avanzando y a este ritmo aguanto, así que no hay motivo de pánico… Empiezan a pasarnos chicos, biennnnnn,…. me siento más “arropada” por más nadadores, aunque me llevo muuuchos golpes (todos queremos ir al lado de la pared), incluso dos veces me empujan literalmente contra los pilares 😦 .  Por mirar la parte buena de todo: con la tensión de nadar contracorriente ni me he enterado del frío.

Bueno por fin salgo del agua, T1 rápida, me pongo el chaleco y a pedalear! Me sorprendo de que al contrario de lo que “en el 100% de los tris” me ha pasado, tengo las piernas bien! Así que las primeras subidas, el llano, el Vivero… todo va perfecto, moviendo lo que pensaba mover, buenas sensaciones. Me pasan dos chicas subiendo pero ni me preocupo, voy a mi ritmo, además confío en pasarlas bajando y llaneando.

2-Vivero

Me centro también en beber el Hydrixir LargaDistancia y comer bien, llevo diferentes geles -según el momento-  y una barrita. Vamos bien. Peeero en la bajada…. me congelo! Me siento idiota por no haber cogido la chaqueta, llevo los brazos al aire… Al principio se aguanta bien, bajo centrándome en trazar pero sin arriesgar y paso a las dos chicas de antes, pero a partir de la mitad empiezan a temblarme las piernas, a ratos voy incluso acoplada para no sentir tanto frío en los brazos. Realmente pienso en retirarme, lo estoy pasando muy mal, pero me niego, si he salido sin previsión a aguantarme… Me pasa Julio bajando y me dice “vaaamosss” pero va muy rápido, qué frío, paso de acelerar!! La bajada para dar la segunda vuelta al circuito bufff peor… y digo: “es el momento: sigo? o voy para boxes? ya sé el frío que me espera la segunda vuelta, además sigue lloviendo… y tomo la decisión: sigo. Ya está la decisión tomada, así que palante. Voy a terminar este triatlón.

Y la segunda vuelta de bici, pues igual que la primera, pero moviendo muchos menos watios!! No sé si falta de fondo, frío, o qué, pero movía muy poco, como si en general tuviera menos fuerza… pero bueno esta carrera ya es “otra cosa”, ya no es ni puesto, ni watios… es luchar con las inclemencias meteorológicas, el frío, los temblores, yo misma contra yo misma, buscar rendimiento al cuerpo en situaciones desconocidas y bastante extremas…  Cosas como que en la bajada, que me puse a cantar a grito pelau… para mitigar el frío! Sí, sí, os podéis reir, pero en bajadas largas sin pedalear comprobado que funciona!! Es como luchar contra el frío, gritar contra el frío, un punto de locura momentánea quizás… es lo que tienen las situaciones extremas. O que me meo en bici y pienso “qué pena que solo me puedo mear de cintura para abajo con lo calentito que se está”, cuando en situación normal diría qué asquito

Bueno pues finalmente (ah no he comentado que me tuve que parar tres veces que no me entraba el plato pequeño, pero ya son nimiedades…) llego a la T2, me quito el chaleco (lo pienso y todo jiji), y a correr! Ritmo malillo, 4;40 la primera vuelta, dosis de energía con los ánimos de mi gente, y empiezo (sobre el km 8) a sentir cosquilleo en la planta de los pies… se están despertando, uauuuu,,!!!!

3-Corriendo

Voy detrás de un chico y cada vez vamos más lento, pero mejor porque mi cuerpo también me lo pide… es una sensación rara, no propia de estas distancias “tan cortas”… es una especie de no voy a tope pero el cuerpo me advierte que no fuerce porque no va “en general”… además me he fijado que no adelanto puestos ni me adelantan a mí, así que agradeciendo que tengo unos pies que seguir, termino la carrera con relativa comodidad pero al mismo tiempo mal cuerpo. Aunque bastante buena cara:

4-Meta

Oigo por megafonía “Naiara Pérez, que se consigue meter entre las 10 primeras”… Como? Si soy sincera, en mi fuero interno, aun viéndolo difícil, tenía el reto de un top10, y no tengo la sensación de haber hecho una buena carrera, así que me sorprendo del puesto y estoy contenta al mismo tiempo. Más tarde vería la escabechina entre las chicas: de 33 solo conseguimos terminar la carrera 15.

*Añadido: Finalmente, en vez d 10ª quedé 9ª, ya que una triatleta que quedó delante de mí (Virginia Berasategui) fue descalificada por dopaje tras el análisis del mismo día de la carrera.

Un comentario el “BilbaoTriahtlon 2013… sensaciones de supervivencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s